Los Spartans imponen su ley, Oklahoma arrolla y Wichita State se hunde

Para bien o para mal, los grandes nombres coparon los titulares de un domingo que no dejó indiferente a nadie. Al mismo tiempo que Michigan State y Oklahoma evidenciaron su gran estado de forma, Notre Dame y Wichita State se reencontraron con la decepción.

Embedded image permalink

Los Spartans se mantienen invictos

Mucho más que una victoria en juego. Denzel Valentine y Kris Dunn se enfrentaban en un duelo que para muchos reunía a los dos mejores jugadores de la competición, pero que dejó su protagonismo al colectivo. Los Spartans golpeaban primero, y a base de triples. Brynn Forbes y el propio Valentine ponían a prueba a unos Friars ávidos de brillar en la gran pantalla, pero Ben Bentil irrumpía para contestar con su misma medicina. Un intercambio al que se uniría Dunn, pero que tendría en Deyonta Davis el detonante para los chicos de Tom Izzo.

A la salida de los vestuarios, Providence sacaría a relucir su pluralidad. Bajo los mandos de Dunn, los de Rhode Island pisaban el acelerador, y sobre todo, conseguían el acierto.  Equilibrio que pronto se toparía con el descaro de un Eron Harris que saldría a la palestra cuando más se advertía una brecha en el marcador. La verticalidad del dúo Dunn-Bentil amenazaba una vez más con romper la igualdad, pero ante la adversidad, Michigan State no escondería su gen competitivo. Llegó la hora de la verdad, y los Spartans desplegarían una solidez implacable. En un abrir y cerrar de ojos, la defensa fue el motor de un torbellino ofensivo donde todos tomaron parte. Desde Davis a la inspiración de Harris, la columna vertebral se puso manos a la obra para maniatar a unos Friars impotentes. Presos del ansia, veían como Valentine acababa con su imbatibilidad y se llevaban el título del Wooden Legacy para East Lansings. (77-64)

Oklahoma hunde a los Badgers

Apáticos, previsibles y faltos de identidad, los Sooners pusieron de manifiesto las carencias de una Wisconsin lejos de la firmeza del curso pasado. La frustración se adueñó de los Badgers desde los primeros compases a la par que su rival ponía en marcha su maquinaria ofensiva. Buddy Hield dejó paso tanto a Ryan Spangler como a Isaiah Cousins para aprovechar su superioridad interior y culminar un 9-26 de parcial. Volvió a ser un Nigel Hayes contra el mundo, pero nada era suficiente para frenar un rodillo que dejaba el partido visto para sentencia llegados al descanso.

Más allá del resultado, eran las sensaciones. Hayes parecía comandar una reacción, pero fue tan sólo un espejismo. Cada intento de resurgir era contestado sin contemplaciones por unos Sooners que no escatimaban en recursos. Cuando más ritmo parecía adquirir el encuentro, Wisconsin se desinflaba para dejar paso a los secundarios, que lejos de bajar el pistón, sacaban partido de la limitada rotación de los Badgers para culminar un triunfo que deja a ambos equipos en situaciones muy diferentes. (48-65)

Iowa ahonda en la crisis de Wichita State

Los Hawkeyes dejaron claras dos cosas. Los Shockers están en crisis, y sin Fred VanVleet, son un caos. La primera parte fue un perfecto ejemplo de todo ello. Desdibujados atrás, Iowa se dedicó a explotar cada grieta del rival para poner tierra de por medio desde el principio. Un contexto donde Jarred Uthoff impuso su ley y donde no le faltaron escuderos. Tal era la desconexión que Gregg Marshall se aferró a la segunda unidad para evitar un ridículo que se asomaba. A partir de ahí, no hubo mayor historia. Si bien Shaquille Morris, Eric Hamilton y Zach Brown encarnaban el orgullo de Wichita State, Iowa seguía con su particular exhibición. Mientras Adam Woodbury hacía suya la pintura, Mike Gesell y Pete Jork se acomadaban en el perímetro, todo apuntalado por un Uthoff que no tenía piedad. Una tónica que no experimentó cambió alguno, y que pone a Wichita State bajo los focos de la duda. Urge reacción, y más con Evansville y Northern Iowa apretando en la Missouri Valley Conference. (84-61)

Alabama tumba a los Fighting Irish

Continúan los upsets, y a un ritmo frenético. Tras su descalabro ante Dayton, Alabama se ha puesto las pilas. Primero fue Wichita State y ahora una Notre Dame con la derrota frente a Mounmouth aún en la recámara. Una batalla de ida y vuelta que llegó al clutch time con todo por decididr. Avery Johnson necesitaba un héroe, y Retin Obasohan apareció para decantar la balanza y sellar el upset. (74-73)


Otros resultados destacados:

  • Utah State 52-85 Duke
  • Boise State 59-68 Arizona
  • Xavier 90-61 Dayton
  • Harvard 49-50 Holy Cross
  • Mounmouth 83-73 USC

Actuaciones destacadas:

  • Grayson Allen (vs Utah State): 22 puntos, 5 rebotes, 2 asistencias
  • Jarrod Uthoff (vs Wichita State): 22 puntos, 7 rebotes, 5 tapones
  • Justin Robinson (vs USC): 27 puntos, 7 rebotes, 3 asistencias
  • Egidijus Mockevicius (vs UC Irvine): 21 puntos, 16 rebotes, 2 tapones