Arizona despierta, Texas A&M cae y Georgetown sigue creciendo

Los sábados son sinónimos de baloncesto universitario y este no iba a ser menos. Mientras Gonzaga y Arizona daban razones para crear una nueva rivalidad, Georgetown se volvía a ver las caras con Syracuse y Arizona State sorprendía a los Aggies. Buen día para el Estado del Gran Cañón.

Arizona da un golpe sobre la mesa

Con la batalla del año pasado aún en la retina, Gonzaga estaba dispuesta a cobrar su revancha en casa. El plan estaba claro, hacer daño en la zona. Aprovechando la baja de Kaleb Tarczewski, los Zags se encomendaban a Kyle Wiltjer y Domantas Sabonis para imponer su ley desde el principio. El primero abría el campo sacando a relucir su muñeca, el segundo, dominaba los tableros con una efectividad implacable. Una sociedad que absorbía todo el juego local, pero que ponía tierra de por medio ante unos Wildcats erráticos y a remolque.

La segunda mitad parecía seguir el guión de la primera. El dúo interior de los Bulldogs marcaba la pauta, así como la única solución ofensiva de un equipo que caía en lo previsible y abusaba de sus protagonistas. Pero si bien el rival dominaba la pintura, Arizona iba a hacer lo propio en el perímetro. Su pluralidad iba a ser el motor de una reacción que a su vez evidenciaba las carencias exteriores de los de Spokane. Gabe York y Allonzo Trier se encargaron de pisar el acelerador para sacar a Gonzaga de su zona de cónfort. Verticalidad y descaro que sirvieron de excusa para que Ryan Anderson saliera a la palestra. Por ritmo y alternativas, los de Sean Miller habían conseguido cambiar las tornas. La sociedad de Gonzaga intentaba exprimirse, pero la ausencia de equilibrio era un lastre. Los Wildcats se limitaron a minimizar errores para agotar al oponente y sellar un triunfo que ilustra un nuevo escenario. (68-63)

Georgetown muestra sus armas

Hace apenas una semana, Syracuse era la gran sensación del baloncesto universitario. Hoy, acumulan dos derrotas consecutivas. La NCAA es así, y los Hoyas fueron los encargados de demostrarlo. El duelo estaba servido, ya que con tintes de enemistad, el intercambio de golpes inicial no dejaba indiferente a nadie. Sin embargo, Georgetown saldría victorioso, y más concretamente, Bradley Hayes, que se hacía amo y señor de los aros ante la impotencia de los Orangemen. Tyler Roberson intentaba contrarrestarlo, pero para entonces, el perímetro de los locales ya había puesto tierra de por medio.

La inspiración tanto de Isaac Copeland como de Marcus Derrickson parecía poner todo de cara. No obstante, los Orangemen querían hacer justicia a su gen competitivo. Con Michael Gbinije como motor, los de Jim Boeheim reaccionaban a la par que Dajuan Coleman y Trevor Cooney se unían a la causa. Justo cuando más se ensanchaban los aros, la defensa e intensidad de los Hoyas volvería a ser la vía de escape para aguantar la embestida y seguir mirando hacia arriba. (72-79)

Los Sun Devils sorprenden

Los vecinos no se quedaron atrás y dieron la campanada. Enfrente, unos Aggies que buscaban reafirmarse como el gran tapado de la SEC. Aspiraciones que no cuadraban con un inicio de partido para olvidar, donde Arizona State desplegaba todo su arsenal ofensivo. Todos aportaban en una vorágine imparable, ¿el resultado? un parcial de 8-22 que les ponía todo de cara. El desacierto de Danuel House era el reflejo de una Texas A&M que no encontraba respuesta primero a Tra Holden, y luego a la irrupción de Kodi Justice desde el banquillo.

A la salida de los vestuarios, Savon Goodman se iba adueñar de la zona, acompañado por un Willie Atwood que dejaba el partido visto para sentencia. Un rodillo ofensivo frente al cual los visitantes poco podían hacer, salvo tirar de orgullo. House lo intentaba de todas las formas posibles, pero sería Alex Caruso quien mantuviera vivo el sueño de la remontada a la par que su rival se relajaba. Sin embargo, los de Bobby Hurley no se amedrentarían, controlonado el reloj para sellar el upset. (54-67)

Ben Bentil salva a Providence

En un auténtico thriller, no fue Kris Dunn, sino Ben Bentil quien decantó la balanza. Cuando el partido parecía predestinado a la prórroga, el sophomore se vistió de héroe para salvar el upset ante una Rhode Island que pese a la lesión de EC Matthews, sigue dando mucha guerra.

Otros resultados destacados:

  • Harvard 69-75 Kansas
  • New Mexico 58-70 Purdue
  • Buffalo 59-82 Duke
  • Binghampton 33-76 Michigan State
  • Temple 60-76 Wisconsin
  • California 78-72 Wyoming (OT)

Actuaciones destacadas:

  • Brandon Ingram (vs Buffalo): 23 puntos, 8 rebotes, 4 tapones, 2 robos
  • DJ Balentine (vs Murray State): 32 puntos, 2 rebotes, 5 asistencias
  • Tyrone Wallace (vs Wyoming): 23 puntos, 6 rebotes, 6 asistencias, 3 robos
  • Devin Williams (vs Kenneshaw State): 26 puntos, 9 rebotes
  • Caris LeVert (vs Houston Baptist): 25 puntos, 8 rebotes
  • Ben Bentil (vs Rhode Island): 23 puntos, 8 rebotes
  • Damion Lee (vs Grand Canyon): 24 puntos, 6 rebotes, 3 asistencias
  • Maverick Rowan (vs Bucknell): 27 puntos, 3 rebotes