California irrumpe, Arizona no flaquea y Oregon State va en serio

La jornada de domingo tuvo un protagonista irrefutable, la PAC 12. La costa oeste se anima y nos avisa de una conferencia que está más abierta que nunca. Mientras Arizona no baja el pistón, California y Oregon State muestran credenciales.

Los Golden Bears enseñan las garras

Desde el primer minuto, California centró su esfuerzo en llevar la iniciativa. A sabiendas del potencial ofensivo de su rival, Cuonzo Martin lo tuvo claro, había que ganar desde atrás. Aunque Utah amenazaba con fluidez y facilidad para crear espacios, se estancaban progresivamente conforme los locales subían líneas y aparecía Tyrone Wallace. Con el senior llevando el timón, todo se veía más fácil en un ataque que cada vez contaba con más protagonistas. La verticalidad de Jaylen Brown terminaba de cambiar las tornas, y tan sólo Jakob Poeltl era capaz de minimizar daños llegados al descanso.

Los Utes se habían convertido en un equipo previsible. Larry Krystkowiak no encontraba alternativas que fueran más allá de cargar la pintura con el austriaco o las acometidas puntuales de Brandon Taylor. En los Golden Bears, sin brillar, conseguían que todos se involcraran para apuntalar una defensa que iba a más. El partido se mantenía igualado, hasta que Jordan Matthews anticipaba desde el perímetro el primer punto de inflexión. Después de ser diferencial a base de trabajo sucio, Ivan Rabb lo sería en ataque. Ocho puntos consecutivos llevarían su firma para dejar en jaque a una Utah abrumada tanto por su falta de claridad como por su inferioridad en el rebote. A base de solidez, California demostaría que aún tienen mucho que decir en la PAC-12. (58-71)

Arizona suma y sigue

Los Wildcats se estrenaban en 2016 con duelo estatal. Sin embargo, lejos de la comodidad de las citas previas, los chicos de Bobby Hurley les iban a poner a prueba. Especialmente Tra Holder, quien junto a Willie Atwood daba el primer golpe en un partido marcado por el alto ritmo de los Sun Devils. Gerry Blakes metía el miedo en el cuerpo de Arizona, pero éstos responderían desde la pluralidad. Mientras Kaleb Tarczewski y Dusan Ristic hacían daño en la pintura, Allonzo Trier culminaba la reacción en el perímetro.

Arizona State resistía, tanto a las acometidas de Ryan Anderson como al desacierto exterior. El rival optimizaba sus viajes a la línea de persona, pero sobre todo, encontraba en Gabe York a su referente ofensivo. Si bien el acierto acompañaba, York ponía de manifiesto las grietas atrás de un equipo más desdibujado que de costumbre. Los de Tempe intentaban compensarlo con agresividad, no obstante, los árbitros no dejarían apenas margen. Holder era el único (e insuficiente) pilar al que aferrarse, ya que Hurley acabaría el partido en los vestuarios por sus reiterada protestas. El triunfo ponía rumbo a Tucson. (94-82)

Los Beavers dan que hablar 

No fue el único derbi de la velada. Un espectacular mate de Gary Payton II en la segunda mitad era el reflejo de un partido dominado de principio a fin por Oregon State. Los Ducks sólo podían observar un torrente ofensivo que les dejó fuera de combate ya tras apenas 10 minutos de partido. La razón, entre otras cosas, residía en un Tres Tinkle que, imparable desde el banquillo, se cohesionaba a la perfección con Stephen Thompson Jr. Los freshman se congeniaban a la perfección con los “veteranos”, ya que tanto Ola Schaftenaar como Langston Morris-Walker maniataban a un rival dependiente de la garra de Chris Boucher. Una victoria amparada siempre por la versatilidad de Payton. (57-70)

Otros resultados destacados:

  • Wake Forest 57-65 Louisville
  • UCLA 78-85 Washington State
  • Vermont 65-62 Harvard
  • USC 85-87 Washington
  • Ohio State 75-73 Illinois