Kobe lidera la votación del All Star tras el segundo recuento

Kobe Bryant sigue al frente de la votación popular para el All-Star Game de 2016. Líder indiscutible, es el único que supera el millón de votos (1.262.118 votos), superando a Curry (925.789 votos), segundo en el recuento y LeBron James (636.388), que completa el pódium.

Kobe, que en las últimas temporadas había sido elegido por los aficionados como titular pese a estar lesionado, ve incrementado su volumen de votos por tratarse de su última temporada en activo. Su popularidad siempre ha mantenido unos niveles inalcanzables para el resto de jugadores.

Pese a las muchas voces discordantes, que alegan que el nivel de Kobe no le hace merecer ser All-Star, la opinión más extendida es que el escolta de los Lakers merece disputarlo. Kobe fue incluido por primera vez en el frontcourt y no como guard, según la NBA, porque está jugando la mayor parte de sus minutos como alero, no como escolta.

Pero diversas fuentes apuntaban a que era por miedo a que se quedase fuera de la titularidad, donde Curry y Westbrook podían acumular demasiados votos en detrimento de Kobe. Y los entrenadores no le elegirían si no era titular. No obstante, el volumen de votos que ha registrado Kobe ha demostrado que sigue estando por encima de cualquier rival en niveles de popularidad.

Votación All Star

Titulares

Oeste: Stephen Curry (925.789), Russell Westbrook (479.512), Kobe Bryant (1.262.118), Kevin Durant (616.096) y Dray Green (332.223).

Este: Dwayne Wade (562.558), Kyrie Irving (271.094), LeBron James (636.388), Paul George (457.554) y Andre Drummond (261.158).

Aún por decidir

Los titulares están prácticamente definidos salvo tres puestos, que aún pueden ser alcanzados por sus competidores: Draymond Green, Andre Drummond y Kyrie Irving.

En el caso de Green (332.223 votos) apenas saca más de 1.000 votos a Kawhi Leonard (330.929 votos). Ambos serán debutantes en el All-Star y solo uno de ellos podrá hacerlo como titular.

Andre Drummond (261.158 votos) saca algo más de ventaja a su inmediato competidor, Carmelo Anthony (255.536 votos). Melo, que está brillando especialmente en este tramo de temporada, echándose a los Knicks a la espalda como un auténtico líder y demostrando que ha cambiado, podría dar un rush final y robar a Drummond la titularidad. El pívot de los Pistons también será debutante en el ASG.

Irving (271.094 votos) sí tiene un mayor colchón con respecto a Kyle Lowry (242.276 votos). Son casi 30.000 votos de diferencia pero, como sucedió el año pasado, el ‘lobby’ canadiense tiene una fuerza desmedida a la hora de manifestarse. Lowry ya se coló como titular en 2015 en un sprint final dedicado exclusivamente a auparle en las votaciones.

Popularidad pasajera

Si para algo sirven las votaciones del All-Star es para analizar los niveles de popularidad de los jugadores. Por ejemplo, Dwayne Wade, otro ilustre veterano de la NBA, sigue manteniendo su imagen intacta y también vuelve a ser elegido como titular del All-Star, al igual que Kobe. Siempre ha sido uno de los más votados. Este año, además, es el guard con más votos del Este (562.558). El año pasado no pudo jugar por lesión.

También Kevin Durant vuelve a estar en lo más alto, siendo el cuarto jugador más votado (616.096), a solo 20.000 votos de LeBron James. El año pasado, entre sus declaraciones salidas de tono, su cruzada con la prensa y su carácter arisco, amén de su recurrente lesión, ni siquiera estuvo en la lucha por ser titular. Puestos que ocuparon sin discusión Blake Griffin (luego lesionado), Marc Gasol y Anthony Davis.

Mismo ejemplo que el de Durant es Paul George. Su lesión hizo que el aficionado se olvidara de él. Podríamos pensar que no se le votó porque no podía jugar. Pero, como ha sucedido con Kobe, eso no es un impedimento si realmente el aficionado idolatra a un jugador. Este año es el tercer más votado del Este (457.554) tras LeBron y Wade y el séptimo entre ambas conferencias, a 22.000 puntos de Westbrook (479.512).

En el sentido contrario, cabe reseñar el desplome de Anthony Davis (261.491 votos). Es sexto en el frontcourt del Oeste, cuando el año pasado había sido el líder sin discusión. La mala temporada de los Pelicans les ha apartado de los focos y Davis ya no está siquiera en la lucha por el MVP. También Blake Griffin ha caído notablemente (298.212 votos). Presumiblemente, por su lesión, pues mientras estaba jugando era uno de los candidatos en el Race to MVP (terrenal).

Pero para desplome monumental el de Marc Gasol, que ni siquiera aparece entre los 15 mejores interiores del Oeste. Algo que llama especialmente la atención cuando están otros como Zaza Pachulia, en un sorprendente séptimo puesto, Enes Kanter, décimo, o Harrison Barnes, decimoquinto pese a haber estado lesionado. Su hermano Pau sí aguanta el tipo como quinto interior más votado del Este (209.006).

En el Este se aprecia la subida de jóvenes talentos que llegarán al partido de las estrellas en los futuros años como Porzingis (9º), Antetokounmpo (10º) o Isaiah Thomas (9º entre los guards).