Los Spartans resurgen, California se recupera y Oklahoma suma y sigue

Ni las consecuencias de la tormenta Jonas (hasta 26 partidos suspendidos) impideron que prosiguiera la locura del baloncesto universitario. En esta ocasión, las sorpresas dejaron hueco a las sentencias, ya que tanto Michigan State como Oklahoma dieron razones para consolidarse en la élite. A excepción de Arizona ante California

Michigan State recupera su mejor versión

Tres derrotas consecutivas después, Michigan State necesitaba una respuesta de altura, y ante Maryland, East Lansing acudió a la llamada. Bajo la presión de la “marea verde”, la intensidad de uno y otro en los primeros compases reflejaba la importancia de la cita. Esa energía se trasladó a la defensa, que asumiendo el protagonismo en ambos bandos, hacía de la igualdad la pauta a seguir. Hasta que los Spartans cambiaron las tornas. Con la entrada de Bryn Forbes, el ataque era más fluido, y los espacios, suficientes para que tanto él como Denzel Valentine hiciesen daño. Los Terrapins estaban a remolque, eran inferiores en la pintura, pero cuando más amenaza había de rotura, Melo Trimble salió al rescate. Si bien su irrupción minimizaba daños, el rebote ofensivo mantenía las distancias para los locales llegados al descanso.

Sin embargo, esto no iba a quedar aquí. Con Trimble afianzado a los mandos, encontró en Robert Carter al mejor socio posible para comandar la reacción. La clave, el ritmo. Maryland subía líneas atrás y ejecutaba a campo abierto. En un abrir y cerrar de ojos, la primera mitad parecía un espejismo. Ante la adversidad, en MSU aparecieron los de siempre. La versatilidad de Valentine era un seguro, así como el planteamiento táctico de un Tom Izzo que no dejaba romper el choque. Fue entonces cuando la defensa volvería a ser el bastión de los locales para a su rival sin anotar hasta en 4 minutos. Forbes apuntalaba un 9-0 de parcial, y obligaba a Trimble a echarse una vez más el equipo a las espaldas. Pero estaba demasiado solo. A la hora de la verdad, no sería sino Matt Costello quien marcaría las diferencias. Tras todo un encuentro trabajando (impecable) en la sombra, conseguiría sellar una victoria tan meritoria como necesitada para los Spartans. (65-69)

Oklahoma conquista Waco

Nada mejor para despejar dudas que redimirse en una de las pistas más complicadas de la NCAA. Su inicio de partido lo decía todo. Tres triples consecutivos avisaban a una Baylor, que sin embargo, no perdía la cara, y menos con la pronta irrupción de un sorprendente King McClure. El intercambio de golpes no cesaba. Buddy Hield centraba la atención, y éste delegaba en la inspiración de un Jordan Woodard demoledor desde la larga distancia. Con Dante Buford como escudero, Oklahoma aprovechaba el alto ritmo impuesto para llevarse el primer asalto.

Tan pronto como los Bears intentaban darle de su propia medicina al rival, Buddy Hield dejaba las cosas claras. Ni Taurean Prince ni Jonathan Motley cejaban en su empeño, pero la avalancha ofensiva de los Sooners había alcanzado su apogeo. Mientras los locales sumaban de dos en dos, los visitante lo hacían de tres en tres. Hasta Ryan Spangler se sumaba al festival. Aunque los focos se dirigían a Hield y Woodard, todo ese vendaval ofensivo lo canalizaba un Isaiah Cousins más recatado, pero igual de determinante. Dinjyl Walker remataba la faena para los suyos, ya que ni siquiera un 14-0 de parcial final para Baylor conseguía poner en peligro su triunfo. (82-70)

California vuelve a la pomada

Lejos de ser un obstáculo, la baja de Tyrone Wallace sirvió de trampolín para unos Golden Bears sin complejos desde el primer minuto. Ryan Anderson mostraba su arsenal, creando desajustes y marcando el cauce ofensivo de los suyos. Arizona hacía del rebote su mejor argumento para aguantar, pero California iba de menos a mas conforme su perímetro entraba en sintonía. Con Jaylen Brown bien defendido, eran Jordan Matthews y Jabari Bird los que mantenían el tipo.

En la segunda mitad el partido cambiaría de cara, y por culpa de un nombre propio. Respaldado por el gran trabajo defensivo, Jordan Matthews no sólo respondía a las acometidas de Dusan Ristic y Kadeem Allen, sino que devolvía la iniciativa a Berkeley. Su bombardeo no cesaba, penetraba cual cuchillo en mantequilla y ni siquiera los intentos de Gabe York o la efectividad de Kaleb Tarczewski surtían efecto. Si bien la insistencia de los Wildcats tendría su premio en la igualada final, los locales tiraron de garra y un tiro libre providencial de Brown para provocar la locura en el Haas Pavilion. Vuelven las dudas a Tucson. (73-74)

Embedded image permalink

Otros resultados destacados:

  • Texas 67-73 Kansas (La 200ª victoria de Bill Self en el Lawrence Fieldhouse)
  • Seton Hall 76-84 Xavier
  • Butler 64-72 Creighton (!)
  • West Virginia 80-76 Texas Tech
  • Wake Forest 63-77 Miami
  • Louisville 75-71 Georgia Tech
  • Duke 88-78 NC State
  • Vanderbilt 57-76 Kentucky
  • Tennessee 78-69 South Carolina
  • Michigan 81-68 Nebraska
  • Pittsburgh 74-72 Florida State
  • UCLA 72-86 Oregon
  • Pepperdine 71-65 BYU
  • Stanford 75-73 Arizona State

Actuaciones destacadas:

  • Grayson Allen (vs NC State): 28 puntos, 7 rebotes, 7 asistencias
  • Brandon Ingram (vs NC State): 25 puntos, 7 rebotes, 3 asistencias
  • Dillon Brooks (vs Oregon): 25 puntos, 7 rebotes, 3 asistencias
  • Joshua Braun (vs UMKC): 31 puntos, 10 rebotes
  • Elijah Brown (vs San Jose State): 33 puntos, 6 rebotes, 2 asistencias
  • Kahlil Felder (vs Green Bay): 29 puntos, 14 asistencias
  • Malik Newman (vs Ole Miss): 25 puntos, 3 asistencias
  • Ben Simmons (vs Alabama): 23 puntos, 8 rebotes, 5 asistencias
  • Kevin Punter (vs South Carolina): 36 puntos, 4 robos
  • Jordan Matthews (vs Arizona): 28 puntos, 3 rebotes, 2 asistencias
  • Perry Ellis (vs Texas): 26 puntos, 4 rebotes