El primer All Star sin Duncan ni Nowitzki desde 1997

Casi 20 años han pasado desde que el All Star Game se disputase sin las figuras de Dirk Nowitzki o Tim Dunca. Cleveland 1997 fue el último partido de las estrellas en el que ninguno estuvo presente. Dos décadas de leyenda para dos de los mejores ala-pívots de la historia.

Los suplentes del All Star 2016

WEST: Chris Paul, James Harden, Klay Thompson, Draymond Green, DeMarcus Cousins, Anthony Davis y LaMarcus Aldride.

EAST: John Wall, Isaiah Thomas, Jimmy Butler, DeMar DeRozan, Paul Millsap, Chris Bosh y Andre Drummond.

Titulares

WEST: Stephen Curry, Russell Westbrook, Kobe Bryant, Kevin Durant y Kawhi Leonard.

EAST: Kyle Lowry, Dwayne Wade, LeBron James, Carmelo Anthony y Paul George.

Entrenadores

WEST: Gregg Popovich

EAST: Tyronn Lue

Debutantes

En esta edición habrá cuatro debutantes, dos por cada conferencia: Isaiah Thomas y Andre Drummond (Este) y Kawhi Leonard y Draymond Green (Oeste).

El eterno debate

La elección de los participantes del All Star Game siempre genera el debate sobre si uno merecería ir más que otro. Quién poner en lugar de uno de los elegidos… En esta edición, hay sonoras ausencias que perfectamente podrían haber sido incluidos entre los participantes.

La primera la del español Pau Gasol. Se quedó a apenas 360 votos de ser elegido titular gracias a la campaña mediática desplegada desde España. Y el mismo Pau admitió tras el partido ante los Lakers que considera “injusto” no haber sido elegido. Lo cierto es que Pau es el pilar de los Bulls, como lo son los siete suplentes del Este para sus respectivos equipos.

Se especulaba también en el Este con la presencia de Kemba Walker, que está firmando su mejor temporada en la NBA y tiene a unos limitados Hornets en la lucha por Playoff. Walker se ha quedado fuera, presumiblemente, por Isaiah Thomas, que será el jugador más bajito de la historia del All Star y el jugador elegido más tarde en el Draft (puesto 60, Kings).

En el Oeste, varios nombres llaman también la atención. Sin ir más lejos, los mencionados Duncan y Nowitzki. En 1998, cuando Duncan debutó en el All Star Game, se inició una era sin aparente fin. Nowitki debutaría en el 2002 y siempre se ha contado con uno de ellos. El año pasado ya quedaron fuera, pero la plaga de lesiones logró que ambos volvieran a vestir el uniforme de las estrellas como reemplazos.

Choca también la ausencia de Blake Griffin. Pese a su lesión, que le ha tenido fuera el último mes y medio, había firmado un inicio de campaña que le situaba en la lucha por el MVP (terrenal). Su inactividad y convertir un bar de Toronto en un ring de boxeo han pesado a la hora de no ser elegido.

Menos impactante es a estas alturas la ausencia de Damian Lillard. El base se ha convertido en todo un outsider de la NBA. Coach K le dejó fuera del Mundial en 2014 para llevar a su ojito derecho Derrick Rose sin haber jugado en toda la temporada. Lillard, en un comunicado, manifestó no solo su malestar, sino su renuncia al Team USA por lo que él entendió como un menosprecio imperdonable. Este año no ha sido llamado en la amplia lista que sacó el Team USA hace unas semanas. También quedó fuera del All Star el año pasado, aunque fue llamado como tercer recambio tras Cousins y Thompson. Lillard también expresó en su Instagram su descontento creciente. Y, un año más, Lillard vuelve a ser olvidado pese a tener a los desmantelados Blazers octavos.