Oklahoma y UNC caen el día que Kentucky vuelve a brillar

Estamos ante una temporada de locos, y el sábado volvió a ser el mejor el reflejo de ello. Ni el número 1 está a salvo, ni tampoco el número 2; Oklahoma y North Carolina cayeron, mientras Maryland daba un golpe sobre la mesa y Kentucky recuperaba su mejor versión

Kansas State da la campanada


No hay viaje seguro en el baloncesto universitario. Desde los primeros compases, Kansas State dejó de lado su irregularidad y malos resultados para atenazar a unos Sooners que tras un inicio fulgurante, se desinflarían poco a poco. Con Wesley Iwundu a la cabeza y Dean Wade como escudero desde el banquillo, los Wildcats iban de menos a más, agresivos atrás y sin miedo a seguir el ritmo rival . Los locales lo tenían claro, si querían minimizar el tiro exterior de Oklahoma debían dificultar su circulación de balón. Dicho y hecho, y más con un parcial de 9-0 para cerrar la primera parte.

Una vez más, los de Lone Kruger intentaban amedrentarlos en la reanudación, pero Kansas State iba en serio. Ejercicio de tenacidad que dejaba en nada la irrupción de Ryan Spangler. Iwundu volvía a ejercer de líder a la par que estaba bien acompañado. Amparados por una defensa impecable, los Wildcats no sólo resistían, sino que llevaban la iniciativa. Buddy Hield estaba maniatado y Jordan Woodard lastrado por el desacierto. Se acercaba el final y la reacción habitual de los Sooners no llegaba. En cambio, la pluralidad de los de Manhattan iba a más, como bien demostraban tanto Justin Edwards como DJ Johnson. Sólidos en el rebote, diferenciales en la segunda mitad y certeros en la línea de tiro libre. Kansas State creyó en la victoria, sacó al mejor artillero Buddy Hield de su hábitat y culminaron el upset. (69-80)

Notre Dame resurge a costa de UNC

South Bend volvió a rugir. Notre Dame tuvo que tirar de épica, y más después de una primera parte donde todo parecía perdido. North Carolina exhibía físico, alternativas y un Marcus Paige que recuperaba su mejor versión. Enfrascados en un dinamismo frenético, el encuentro estaba en terreno de los Tar Heels, casi visto para sentencia, pero nunca hay que dar por muertos a los Fighting Irish. Bonzie Colson era el primero en vislumbrar el camino. Su irrupción animaba al público y alentaba a un bloque aferrado a su núcleo duro. Los ajustes defensivos de Mike Brey funcionaban y el ataque encontraba en la agresividad su mejor argumento. A falta de puntería exterior, los tiros libres serían la llave para que Demetrius Jackson cambiara las tornas.

Lejos de una remontada repentina, Notre Dame fue poco a poco, sin complejos y exigentes en lo físico. Los de Chapel Hill volvieron a ver los fantasmas del pasado, y presos de su colapso ofensivo, ni Brice Johnson ni Marcus Paige pudieron impedir una derrota no exenta de polémica. (76-80)

Maryland va en serio

A los Terrapins les faltaba una victoria de nivel para ser una realidad. Superaron con éxito el examen de Iowa, y ahora, Purdue podía consolidarlos o hacer reaparecer las dudas. La primera parte no era el mejor augurio, y es que los Boilermakers conseguían imponer su ley en la pintura. AJ Hammons se mostraba implacable y la defensa sobre Melo Trimble apuntalaba su control del partido. Pocos puntos y batalla en el barro, Matt Painter tenía el partido como quería.

Sin embargo, la segunda mitad fue bien distinta. La insistencia de Robert Carter tendría su recompensa, ya que su versatilidad daba pie a que Diamond Stone empezara a sumar, pero sobre todo, a que Rasheed Sulaimon hiciera de brazo ejecutor. Maryland conseguía equilibrio, creaban espacios con facilidad y el daño interior era cada vez menor. Los locales no obtenían alternativas exteriores, y el dúo Hammons-Haas se quedaría demasiado solo. Sin brillar, los Terps controlaban el reloj, aprovechaban sus oportunidades y sentenciaban desde la línea de personal. (61-72)

Jamal Murray lleva en volandas a Kentucky

Sumidos en un mar de dudas, Kentucky afrontaba un clásico de la SEC ávido de redimirse. Y los Wildcats no encontraron mejor forma de hacerlo con su mejor primera parte de la temporada. El 5-20 inicial tuvo un protagonista, Jamal Murray. El canadiense firmó su mejor actuación individual de la temporada ante unos Gators impotentes y sin soluciones defensivas. Tan sólo Dorian Finney-Smith salvaba el honor de Florida, que si bien mejoraba en la segunda mitad, siempre se encontraba con la inspiración de Murray y la dirección de un Tyler Ulis tan sobrio como efectivo. (61-80)

Otros resultados destacados:

  • Villanova 72-60 Providence
  • South Carolina 81-78 Texas A&M (!)
  • Michigan State 89-73 Michigan
  • West Virginia 80-69 Baylor
  • Wichita State 53-58 Illinois State (!)
  • Arizona 77-72 Washington
  • Indiana 63-68 Penn State (!)
  • George Washington 72-69 VCU
  • Duke 88-80 NC State
  • Clemson 57-60 Virginia Tech
  • LSU 88-77 Mississippi State

Actuaciones destacadas:

  • Jamal Murray (vs Florida): 36 puntos, 6 rebotes
  • Tyler Ulis (vs Florida): 18 puntos, 4 rebotes, 11 asistencias
  • Grayson Allen (vs NC State): 28 puntos, 4 rebotes
  • Luke Kennard (vs NC State): 26 puntos, 4 rebotes, 3 asistencias
  • Sindarius Thornwell (vs Texas A&M): 25 puntos, 6 rebotes, 9 asistencias
  • Monte Morris (vs Oklahoma State): 16 puntos, 6 rebotes, 8 asistencias
  • Marvelle Harris (vs UNLV): 37 puntos, 9 rebotes, 7 asistencias
  • Antonio Blakeney (vs Mississppi State): 31 puntos, 7 rebotes, 2 asistencias
  • Jairus Lyles (vs Maine): 37 puntos, 5 rebotes
  • Corey Sanders (vs Nebraska): 28 puntos, 5 rebotes
  • Domantas Sabonis (vs Pepperdine): 20 puntos, 11 rebotes, 3 asistencias
  • Jorge Bilbao (vs Georgia State): 18 puntos, 11 rebotes