Los Tar Heels arrollan, Oklahoma se recupera e Indiana se impone

Los sábados universitarios no dejan indiferente a nadie, y el de anoche tampoco fue excepción. Hubo sorpresas, pero sobre todo, duelos de altura en los que North Carolina, Oklahoma, Indiana o Baylor dieron un golpe sobre la mesa.

UNC no da opción


Tanta expectación para no haber historia. Miami necesitaba un triunfo de nivel, pero los Tar Heels iban a tardar poco en imponer su exigencia física. Apoyados en una defensa impecable, North Carolina seguía su guión: apretar atrás para pisar el acelerador. Dominaban la zona, a campo abierto no había forma de pararlos, y los protagonistas se sucedían para dejar en jaque a unos Hurricanes que aguantarían 20 minutos. En la reanudación, la exhibición local se pondría en marcha. Brice Johnson exhibía agresividad, Justin Jackson tenía las riendas y el dúo Hicks-Pinson se encargaba de culminar su superioridad en Chapel Hill. Siempre sin salirse del guión. Los Canes vivían de destellos para evitar la catástrofe, sin embargo, Nate Britt se encargaría de apuntalar un triunfo que pone a UNC en la cresta de la ola. (71-96)

Los Sooners retoman el camino

Partido de urgencia en Morgantown. Dos referentes de la Big 12 tenían anoche su oportunidad para disipar dudas, y fue West Virginia la que golpeó primero, al menos por el ritmo del choque. Las defensas tenían el protagonismo, el desacierto era pauta y sin embargo, los Mountaineers no hacían arrancar su motor ofensivo: las pérdidas rivales. Los Sooners cuidaban el balón, y aunque no se despegaban, encontraban a un Buddy Hield que calentaba muñeca.

Pese a lo errático de su juego, el gen combativo local se personificaba en Tarik Phillips. Se echaba el equipo a las espaldas, pero era el único capaz de ver aro con eficacia, y eso iba a tener repercusiones. Tras unos minutos apagados, Oklahoma cambiaba las tornas a la par que irrumpía Buddy Hield. Bien secundado por Isaiah Cousins, los Sooners ponían la directa. El trabajo de Spangler y Lattin en el rebote no sería en vano, y los de Lone Kruger, lejos de desinflarse, ofrecerían su mejor versión en los minutos finales. Los visitantes corrían como nunca y su rival era incapaz de seguirles, algo que bien aprovechaba un Hield imparable en la segunda mitad. Oklahoma recupera la senda de la victoria, y de qué manera. (76-62)

Los Hoosiers se llevan la batalla de Indiana

Duelo a la altura de la rivalidad entre ambos equipos. El toma y daca no se hizo esperar, y es que tan pronto como AJ Hammons metía miedo bajo aros, Yogi Ferrell respondía desde el perímetro. Sin embargo, el dinamismo de los Hoosiers tomaría la iniciativa. Purdue tenía el acierto, pero no el control, y arrastrados por la pluralidad local, el juego interior tan sólo podía resistir a las acometidas de un Troy Williams desatado en ambos lados de la pista.

Resistencia que duró poco, ya que ni Caleb Swanigan ni Isaac Haas podían contrarrestar la aparición de Thomas Bryant. El equilibrio ofensivo de Indiana tenía premio, y sus alternativas (también en la 2ª unidad) les permitían tener soluciones a cualquier circunstancia. El partido estaba en un punto crítico, y más cuando Troy Williams volvía a hacer acto de presencia. Max Biefeldt, OG Anunoby o incluso Robert Johnson personificaban la labor coral de un equipo que parecía dar la estocada definitiva. No obstante, los Boilermakers no desistirían. PJ Thompson y Vince Edwards salían a la palestra para aprovechar la atención en los interiores, el balón fluía con una velocidad de vértigo y la larga distancia sería su refugio. Todo se cohesionaba para marcar un parcial de 5-23. Si bien Dakota Mathias metía miedo, Yogi Ferrell salía al rescate para evitar el susto. (73-77)

Baylor suma y sigue

Sin la luz de los focos, los Bears siguen demostrando que su mayor arma ya no es sólo su nueva cara ofensiva, sino su gen competitivo. La última semana es prueba de ello. Si bien la consistencia es su mayor lastre, primero Iowa State, y anoche Texas, fueron testigos de un equipo que ha cambiado desde la circulación de balón. También por su potencia física, como bien exhibió un imparable Johnathan Motley. Una vez superada la presión defensiva de los Longhorns, Motley dio un recital, anotando 10 tiros consecutivos que dejaban el partido visto para sentencia al descanso. Aunque los de Shaka Smart tiraron de orgullo en la segunda, era demasiado tarde, y más cuando Taurean Prince le iba a recoger el testigo a su compañero. (78-64)

Otros resultados destacados:

  • Villanova 77-67 Butler
  • Kansas 72-63 Kansas State
  • Xavier 88-70 Georgetown
  • Texas A&M 79-77 Kentucky (OT)
  • Louisville 71-64 Duke
  • St. Bonaventure 79-72 Dayton (!)
  • Oregon State 81-91 Oregon
  • Georgia Tech 63-62 Notre Dame
  • South Carolina 73-69 Florida (OT)
  • Pittsburgh 66-52 Syracuse
  • Cincinnati 65-60 UConn
  • Saint Mary’s 63-58 Gonzaga

Actuaciones destacadas:

  • Buddy Hield (vs West Virginia): 29 puntos, 4 rebotes
  • Jalen Jones (vs Kentucky): 24 puntos, 8 asistencias
  • Johnathan Motley (vs Texas): 24 puntos (12/13 TC), 4 rebotes
  • Georges Niang (vs TCU): 27 puntos, 2 rebotes, 2 asistencias
  • Tyler Ulis (vs Texas A&M): 22 puntos, 4 rebotes, 11 asistencias
  • Jaron Blossomgame (vs NC State): 33 puntos, 4 rebotes, 2 tapones
  • Dejounte Murray (vs Stanford): 25 puntos, 9 rebotes, 2 asistencias
  • Isaiah Miles (vs Davidson): 32 puntos, 5 rebotes
  • Jack Gibbs (vs Saint Joseph’s): 35 puntos, 5 asistencias
  • Jorge Bilbao (vs ULM Monroe): 18 puntos, 11 rebotes, 2 asistencias
  • Patrick McCaw (vs Nevada): 25 puntos, 18 rebotes, 5 asistencias
  • DJ Balentien (vs Southern Illinois): 27 puntos, 6 asistencias
  • Austin McBroom (vs Portland State): 36 puntos, 3 asistencias