Sin sorpresas. Kansas, Oklahoma, Villanova y Oregon ponen rumbo al Elite 8

La locura colegial alcanza su punto álgido. La recta final ha comenzado, y el Sweet 16 es la primera gran etapa para llegar a Houston. Sin embargo, la de anoche fue una jornada atípica. En lugar de emoción e igualdad, tuvimos declaración de intenciones. Y es que Villanova, Oklahoma, Kansas y Oregon sellaron sus billetes al Elite 8 sin apenas dar opción.

 Villanova presenta su candidatura al título

Villanova quiere dejarlo claro: Este es su año. Y Miami fue testigo, de principio a fin. La irrupción inicial de Ryan Arcidiacono fue tan sólo una muestra de una pluralidad abrumadora. El acierto acompañaba, así como una circulación de balón que los Canes no conseguían ni siquiera entorpecer. Angel Rodriguez lo intentaba, pero a cada acometida, la respuesta rival era más contundente. El gen competitivo no iba a ser suficiente para los de Jim Larrañaga.

En la reanudación, se acabó el intercambio de golpes para dar lugar a un auténtico monólogo. Kris Jenkins sería el protagonista de un bombardeo de triples, que más allá de Sheldon McClellan, no obtuvo respuesta. La defensa sería el motor de unos Wildcats sin fisuras, ni nervios ni presión aparente. Ni siquiera la presión de los Hurricanes los incomodaría. Todo lo contrario. Un clínic de pase y fluidez ofensiva terminaba por sepultar al rival. Su puntería era abrumadora, pero aún más la solidez en todas las facetas. Por primera vez desde 2009, Villanova estará entre los 8 mejores equipos del país. (68-92)

A los Sooners les bastaron 20 minutos

No fue tanto la victoria en sí como la forma de conseguirla. Oklahoma no dio opción a unos Aggies cuya firmeza habitual brilló por su ausencia. Los Sooners se los llevaron a su terreno, y ahí fueron implacables. Presión defensiva asfixiante y mejor juego en transición. Los dos ingredientes para que en apenas unos minutos, los de Lone Kruger tuvieran el partido en su mano. Texas A&M fue irreconocible atrás, y sus pérdidas eran tanto un lastre para ellos como un sustento para el rival. Mientras Lattin y Spangler controlaban la pintura, Buddy Hield y Jordan Woodard hacían lo propio en el perímetro. El desatino de Isaiah Cousins apenas hacía mella.

Los tejanos, sin embargo, se despedirían con dignidad. En la segunda parte la defensa daría un paso adelante, y Tyler Davis se echaría el equipo a las espaldas. Suficiente para inquietar a Oklahoma, pero nada más. Los de Norman sellaban su billete con solvencia. (63-77)

Kansas mantiene el paso firme hacia Houston

Puede que no brillen tanto como otros, pero en una carrera de fondo, no hay rival más difícil que los Jayhawks. Sabedores del desafío, Maryland salió dando su mejor versión. Equilibrio ofensivo, intensidad y alternativas, parecía que los de Mark Turgeon estaban a la altura. Sin embargo, la tenacidad de Kansas no tardaría en exhibirse. Experiencia y oficio, que apuntalados por la inspiración de Perry Ellis, le darían un lavado de cara al partido.

Si bien los Terrapins no dejaban de luchar, la mala noche de Melo Trimble era una losa demasiado pesada. Tanto Rasheed Sulaimon como Jake Layman intentaban mantenerlos con vida, pero tanto los problemas de faltas como la falta de profundidad hacía de la intensidad rival algo inalcanzable. Y se vería reflejado con el paso de los minutos. Mientras Kansas aumentaba el ritmo, Maryland se venía abajo. Las embestidas de Wayne Selden no encontraban respuesta, y Perry Ellis se negaba a fallar. Kansas encarrilaba un partido que en ningún momento corrió peligro. Más allá del triunfo, está la sensación de que los Jayhawks son más candidatos que nunca. (63-79)

Los Ducks imponen su sentido colectivo

La labor coral de Oregon pudo con el talento individual de Duke. Dinamismo, alternativas y exigencia física, los ingredientes para que los Ducks acabaran llevando la manija del encuentro. Costó más de lo esperado, y la culpa fue de Brandon Ingram. Ante un Grayson Allen impotente, el freshman se echó el equipo a las espaldas, exhibiendo recursos y contestando a cada golpe. Pero eso sólo duraría 20 minutos.

A la salida de los vestuarios, la solidez de los de Dana Altman fue implacable, aprovechando cada error, sumando con regularidad y añadiendo unas dosis de espectáculo diferenciales. La confianza estaba por las nubes, y Dillon Brooks fue el mejor reflejo de ello. Su talento fue determinante, así como también lo fue la presencia interior. Si por algo los Blue Devils eran incapaces de seguir su estela, era porque Jordan Bell y Chris Boucher impedían el paso. Lejos de contentarse, los Ducks remataron la faena por la puerta grande para demostrar que van muy en serio. (68-82)

Actuaciones destacadas:

  • Perry Ellis (vs Maryland): 27 puntos, 5 asistencias
  • Wayne Selden (vs Maryland): 19 puntos, 7 rebotes, 6 asistencias
  • Dillon Brooks (vs Duke): 22 puntos, 5 rebotes, 6 asistencias
  • Brandon Ingram (vs Oregon): 24 puntos, 5 rebotes, 3 asistencias
  • Kris Jenkins (vs Miami): 21 puntos, 9 rebotes, 4 asistencias
  • Sheldon McClellan (vs Villanova): 26 puntos, 2 rebotes
  • Jordan Woodard (vs Texas A&M): 22 puntos, 5 asistencias
  • Tyler Davis (vs Oklahoma): 17 puntos, 8 rebotes, 3 tapones

Esta noche, segundo día de Sweet 16

  • 00:10h – (4) Iowa State vs (1) Virginia
  • 00:27h – (7) Wisconsin vs (6) Notre Dame
  • 2:40h – (11) Gonzaga vs (10) Syracuse
  • 2:57h – (5) Indiana vs (1) North Carolina