Promesas al descubierto: Jordan Brand Classic

La espera aún se hace eterna, pero los preparativos se aceleran. Entre salidas al Draft, transfers y cambios de entrenador, la locura universitaria ya toma forma para el año que viene. También los freshmen, que tendrán en Brooklyn la ultima oportunidad para exhibirse. El Jordan Brand Classic volverá a reunir a promesas tanto de Estados Unidos como del resto del mundo.

Con esta previa, concluimos una serie de tres entradas en las que repasamos las tres exhibiciones más prestigiosas del circuito ‘high school’: El McDonald’s All-American, Nike Hoop Summit y Jordan Brand Classic.

¿QUÉ ES?

El Jordan Brand Classic es un evento que consta de tres partidos de exhibición: El Jordan Brand Classic Game, que enfrenta a dos selecciones de instituto de Estados Unidos; el Jordan Brand International Game, entre dos combinados internacionales previamente seleccionados; y el Jordan Brand Regional Game, que concentra a los mejores prospects del área metropolitana de Nueva York. Ésta será la 15ª edición, y como cada año desde 2013, se celebrará en el Barclays Center de Brooklyn, el próximo 15 de abril.

Aunque más joven que el McDonald’s All-American o el Nike Hoop Summit, ha ido ganando prestigio gracias a los esfuerzos promocionales de la marca, pero sobre todo, a los jugadores que han dejado huella. Entre los más destacados de su historia, sobresalen LeBron James (2003), Dwight Howard (2004), Kevin Durant (2005), Kyrie Irving (2010), Anthony Davis (2011) o Jabari Parker (2013), entre otros.

ROSTERS [JORDAN BRAND CLASSIC GAME]

jbc

*Udoka Azubuike se comprometió con Kansas el pasado 28 de enero

¿QUÉ HAY QUE VER?

El show

Nike y Adidas hacen las cosas a lo grande, pero ellos consiguen darle un toque especial, diferente. Llámenlo glamour, o simplemente Michael Jordan. Lo que sí es seguro es que saben como explotar su imagen, haciendo de la exclusividad una de sus mayores atracciones para los jóvenes. Desde las instalaciones, pudiendo disfrutar del nuevo practice facility de los Nets o del singular Terminal 23, al merchandising, pasando por un despliegue de medios que hacen posible convertir el evento en el sueño de cualquier adolescente.

Y por supuesto, Nueva York. La Gran Manzana sigue siendo el mayor escaparate del baloncesto mundial, y eso siempre da un valor añadido. Una ciudad que además, será testigo de la ya habitual guerra de marcas en el mundo del high school. Por un lado, empieza el Nike EYBL y por otro, el Under Armour Association, ambos torneos de clubs que más allá de la competición, empiezan su particular captación de talentos. Todo en el mismo fin de semana.

Lucha por los focos

No están todos, pero tampoco falta materia prima. Aunque en un escenario así todos querrán su minuto de gloria, hay prospects que están un escalón por encima. Es el caso de Jayson Tatum. Sin Harry Giles y Josh Jackson a su lado, y tras redimirse en el Nike Hoop Summit, es su momento para brillar. Elegancia y versatilidad al servicio de un alero, que más allá de su repertorio (especialmente desde la media distancia), quiere despejar dudas sobre su explosividad y capacidad atlética. Algo que le sobra a un Miles Bridges ávido de protagonismo. Hasta ahora nos ha dejado destellos de su potencia, pero también con ganas de más. Letal a campo abierto, trabajador en pintura y en pleno progreso tanto en su manejo de balón como con su tiro exterior. Un auténtico todoterreno que debe hacer de su duelo con Tatum su carta de presentación.

No será el único duelo. En el puesto de base, dos perfiles distintos pero a la vez similares. A Frank Jackson y a De’Aaron Fox les une un descaro anotador implacable, pero les diferencia el estilo. El primero, un artillero, menos director pero más eficaz de cara al aro, especialmente desde la larga distancia. El segundo tiene la velocidad, el potencial defensivo y la visión de juego.

La batalla en la zona no debería dejar indiferente a nadie. Especialmente cuando involucran a dos futuros compañeros en Kentucky. Bam Adebayo y Wenyen Gabriel no sólo sobresalen por su combinación de movilidad y músculo, sino por ser dos de los jugadores que más han mejorado en el último año. Un lance que bien podría apuntalar Marques Bolden. De perfil más interior que los dos anteriores, el pívot es el mejor prospect que aún no ha elegido destino universitario. Objetivo de cortejo durante toda la semana, viene de mostrar en Portland tanto su instinto reboteador como su calidad en la definición.

Última oportunidad

Después del McDonald’s All-American y el Nike Hoop Summit, el Jordan Brand Classic se erige como la última oportunidad para exhibirse ante la legión de scouts que se esperan. Miles Bridges no es el único caso de prospect con tareas pendientes. Frank Jackson, tras su desacierto en Portland, o Malik Monk, por su ausencia, son algunos de los grandes nombres con ganas de redención.

Otros querrán mantener la dinámica positiva, como Jonathan Isaac o Markelle Fultz. El primero desplegó un potencial sin límites, el segundo, un talento reflejado en el manejo de balón y el 1×1. Sólo necesitan protagonismo, o más minutos, como Andrew Jones y VJ King, que apenas aparecieron en Chicago, o Alterique Gilbert, sobresaliente en su breve presencia en cancha.

Asimismo, el duelo que comenzaron en el Nike Hoop Summit Tony Bradley y Udoka Azubuike no podrá continuar, pero verlos en el mismo equipo puede ser una de las claves en el devenir del encuentro para el East Team.

Los “nuevos”

El Jordan Brand Classic acogerá a nuevos invitados. Uno de ellos será Omari Spellman. Fundamentos impropios para alguien de su volumen, un alero en cuerpo de interior, cuyo progreso se aleja del aro a la par que pule su muñeca. Perfil de ‘4’ abierto cada vez más maduro, pero necesitado de una bajada de peso.

Pocos jugadores habrá más motivados que Shamorie Ponds. El último producto de Brooklyn, un talento de playground, con el carácter neoyorquino para compensar su baja estatura. Su versión old school bien puede ser Cassius Winston, con gran cambio de ritmo y facilidad pasmosa para crearse sus propios espacios. Aunque si hablamos de muñecas, hay que mencionar a Amir Coffey. Uno de los tiradores más infravalorados de su generación y estrella en Minnesota (jugará en los Golden Gophers).

El último de los debutantes es Bruce Brown. El futuro jugador de los Hurricanes representa a la perfección el estilo de Jim Larrañaga: intensidad, verticalidad y capacidad para anotar desde fuera.

Los españoles

No tuvimos representación española en el Nike Hoop Summit, pero sí la tendremos en el Jordan Brand Classic. Después del campus de prueba en Zagreb, Carlos Alocén y Joel Parra, jugadores cadetes del CAI Zaragoza y FIATC Joventut, consiguieron un billete para participar en el Jordan Brand International Game, partido que congregará a algunos de las mayores promesas internacionales.

Joel Parra y Carlos Alocén (Solobasket.es)

El primero es un general en cancha, con desparpajo en el uno contra uno, visión de juego y una envergadura que le permiten ser competitivo en todas las facetas. El segundo, un reboteador de garra, con presencia interior pero sobre todo, con unos fundamentos cada vez más pulidos bajo aros.

Además, otros cuatro jugadores que están formados en canteras españolas estarán presentes en el encuentro, Arturs Kurics y Filip Petrusev (Laboral Kutxa), Aleksandar Balcerowski (Gran Canaria) y Nikola Zizic (FC Barcelona).

Una muestra de lo que nos espera