Puerta abierta a Harrison Barnes y Andrew Bogut: Rumbo a los Mavericks

La llegada de Kevin Durant a los Golden State Warriors tan sólo podía crear un ‘efecto dominó’ inevitable. Y como no podía ser de otra manera, las piezas no han tardado en caer.

Los primeros han sido Andrew Bogut y Harrison Barnes, cuyas marchas eran inevitables en el caso de que se diese el fichaje de KD por Golden State. Ambos jugadores harán las maletas dirección a los Dallas Mavericks, aseguraban diversos medios.

Harrison Barnes firmará un contrato máximo de 94 millones de dólares en 4 temporadas con Dallas Mavericks, algo que los de Oakland no igualarán en ningún caso. El alero, que era agente libre restringido, encontrará en Dallas uno de los requisitos que buscaba: más protagonismo y espacio para poder desarrollarse.

Por otro lado, para posibilitar el fichaje de Kevin Durant con Golden State, los Dallas Mavericks han ejercido de equipo facilitador y adquirirán los servicios del pívot australiano Andrew Bogut vía traspaso, adelantaba The Vertical. Dallas absorbe el contrato de $12.6M del pívot, que finaliza contrato al final de 2016/17. De momento, se desconocen más detalles de la operación.

Además de estos dos movimientos, los Warriors también han tenido que rescindir de la potestad de poder igualar cualquier oferta que llegara por Festus Ezeli, hasta la fecha agente libre restringido. Una vez renunciado a ese derecho, el pívot se convierte en agente libre sin restricciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.